jueves, 10 de enero de 2008

Monólogo "Qué ¿Pican?" No apto para cardíacos

Antes de nada decir que un monólogo es un logotipo de un mono, que si es muy chulo viene siendo un logo mono. En inglés quiere decir "Que te vayas monolo" o sea "Monolo gou"

Creo que esta es la pregunta que a todo pescador le han formulado alguna vez.
Pienso que debe ser de obligado cumplimiento el que una persona (que no pesca) haga esta pregunta, independientemente de la situación del pescador, porque siempre la hacen.

Una Situación.

Estás preparando el equipo junto al coche a la mañana muy temprano y se aproxima un paisano de la zona que ha sacado a "pasear" al perro. (En realidad lo ha sacado a cagar y a mear, con tan mala suerte que como eres de fuera y el coche es nuevo, va el perro y te "engrasa" la rueda con la orina y con este sencillo gesto infinidad de nuevos perros acudirán a la llamada de las feromonas en ocasiones venideras. Y no pierdas de vista al jodido perro, que lo mismo caga cerquita y cuando termines de quitarte el vadeador, a la vuelta, es posible que te "cortes" con la plasta que ha dejado el perro, que como es de pueblo no lleva consigo la bolsita para recogerlo. Total es biodegradable. Si pero en el pie no deja un olor nada agradable.)
Entonces, cuando el paisano se encuentra en la perpendicular de nuestra persona te suelta el Qué ¿Pican? En este caso si no te has dado cuenta que esta podría ser una forma delicada de llamarte furtivo, por pensar que andas a pescar por la noche, tu piensas para tu interior:
Este tío es imbécil. Son las 6:30 de la mañana, aún no ha amanecido y estoy a dos kilómetros de cualquier cosa que se le parezca a un río. Que piensa el tío, que voy a pescar en la carretera los sapos muertos que han aplastado los coches (un pensamiento subconsciente dice: le voy a pegar una patada al perro-mierda ese).
Pero tu educación hace que pronuncies un inócuo: Todavía no he empezado.

Agarras todas tus cosas y te diriges al río. Después de una caminata y ya de día, llegas a un puente desde donde divisas las posibles ubicaciones de las truchas. Te apoyas sobre la barandilla y en esto que se te aproxima un individuo en bicicleta. Se para a tu lado y te pregunta:
Qué ¿Pican? Tú lo escrutas visualmente de arriba a abajo y aprecias que es el típico dominguero con bermudas, camiseta de asas de los Chicago Bulls, pero que la caga con los zapatos y los calcetines blancos subidos hasta la rodilla. Mientras piensas esto, él también se asoma y señalando exclama: Mira que bando de truchas,tío.
En ese momento piensas, que si había alguna trucha por allí, ya debe estar por las costas de Terranova. Luego piensas: Pero qué bando de truchas gilipollas, si son mújoles. Y los bandos son de aves, no de peces. Para estos últimos se habla de bancos o bálamos.
Pero tú contestas: Sí, y aquella que pedazo de trucha (señalando).

Ahora te dispones a bajar del puente hacia el río. Mientras bajas, unas ortigas te producen urticaria en los brazos y los tojos te pinchan en las manos.
Cuando estás justo al lado del río y comienzas a montar la caña, por el rabillo del ojo divisas a una mujer que está lavando y te observa y cuando miras para ella articula un: Qué ¿Pican?
En ese momento, con las manos pinchadas de los tojos y rascándote uno de los brazos por la urticaria, aprecias sin lugar a dudas que la botella grande y amarilla que la mujer tiene a su vera y sin tapón, corresponde con la de la botella de lejía conejo de 5 litros. Como para que se le caiga.
Tú aguantas y empujas hacia el estómago ese: ¡¡Me cago en su puta madre, cómo se le ocurre lavar con eso aquí!! Que tal y como va el río de caudal, como se le derrame la botella entera estaremos hablando de lejía rebajada con un poco de agua, por Dios.
Sonríes un poco y haces un pequeño chiste: Pican las ortigas y los tojos.

Comienzas a pescar al fin, cambiando de orilla y en uno de estos cambios una zarza te pica el vadeador en la entrepierna y te entra un poco de agua.
Mientras revisas el pinchazo sientes que alguien está tirando piedras al río. Te apresuras para saber quién es el graciosillo y compruebas que es un niño de unos 10 años.
él te pregunta: Qué ¿Pican?
Con tu párpado derecho un tanto tembloroso, piensas para tu interior: Ahora me pasaba yo la ley del menor por los cojones, que sí me están picando con este calor, y te metía de cabeza en un pozo hasta que dijeses ¡¡Para ya, por favor!! con el culo.
Pero tú dices un solemne: Difícil me lo pones.
Un poco más adelante quieres cruzar un pozo pero no le ves el fondo. Miras a tu alrededor y observas a un señor mayor en la otra orilla. Desde tu posición le preguntas: ¿Es vadeable el río?
y él te responde: Sí, no hay peligro ninguno.
Tu te adentras en el cauce y ...GLUP. Menudo chapuzón. Te has mojado hasta el carnet de identidad.
Cuando cruzas te diriges hacia el señor y le dices: Pero no me dijo que era vadeable.
Él te contesta muy convencido: Hombre, a los patos el agua le da por el pecho.
Y tú piensas: Por el pecho te agarraba yo, jodido maníaco.

Después de poner el vadeador a secar, te comes el bocadillo y te tomas la cervecita, y tras una reconfortante siesta te dispones a afrontar el sereno.
Te has dejado el repelente de mosquitos. Los condenados zumban cerca de las orejas, que es donde pretenden estacionar para libar un poco de tu dulce sangre, pero van de culo porque ya estás más amargado que la leche, de la jornada que ya está tocando a su fin.
De repente: chooof una cebada de un enorme truchón delante tuya. Es la oportunidad de tocar algo de escama. Comienzas los falsos lances, posas y cuando intuyes que la mosca está derivando por la zona donde subió la trucha, te preparas para ... CLICK. Se enciende una linterna, que con su luz escudriña el cauce del río hasta que da en tu cara y escuchas al que crees que es un pescador que va de retirada: Qué ¿Pican?
El muy subnormal no aparta la luz de tu cara y piensas para tu interior: Como suba ahí arriba, te voy a hacer tragar la linterna, tan profundamente que te la van a tener que sacar por el ombligo mientras te operan por el culo, jodido cabrón.
Pero tú le dices: Nada. Hoy fatal, no se movió nada.
Emprendes el camino de vuelta hacia el coche. Cuando llegas compruebas que algún desalmado te ha rajado una rueda. Con resignación la cambias y cuando estás aflojando el gato, ves venir a un hombre con un perro. Cuando pasa por debajo de una farola compruebas que es el mismo hijoputa que te encontraste por la mañana. Cuando llega a tu lado te pregunta:Qué ¿Pican?
Y piensas para tu interior: Sí, pican las ruedas por aquí. O peor aún, las rajan.
Pero cabreado le respondes: Voy a contar hasta diez y como no te hayas ido para entonces, te pasaré con la rueda por encima de la tráquea y me daré a la fuga, no sin que antes mi gato mate a tu perro.
Él acojonado pregunta: ¿Qué gato?
Y tú le respondes: El gato hidráulico que tengo en la mano.

Total que mientras vas hacia casa pones algo de música relajante.
Al llegar a tu casa estás como nuevo, pero cuando estás sacando las cosas del coche, tu mujer te dice: Dúchate y cámbiate que vamos a tomar unas tapas por ahí.
Joooooder, pero si vengo cansado.
La MDR ( como dice mi amigo Nino, la Máquina De Reñir) pone una cara que no deja lugar a duda. Hay que ir.
Tu mala leche aumenta muchos puntos.

Total que llegas al bar te sientas frente a la barra. La camarera aunque aprecia tu cara de mala leche os pregunta: ¿Que queréis beber? Y pedís (tú pides un mosto de mala uva, o sea que pides un mosto de mal humor, no pides un mosto malo, por lo de la mala uva). Después la camarera te ofrece unos pinchitos en una bandeja.
Tu mujer al probarlo exclama: ¡¡¡Qué bueno está, si señor!!! y un señor que acaba de entrar os pregunta: ¿Qué pican?

Media hora después, estás sentado en una silla de la comisaría de policía, con las esposas (la tuya y las de las muñecas), declarando sobre lo sucedido en el bar.
Estás molesto por las esposas que te están haciendo daño, el policía se da cuenta. Antes de que haga nada rezas para que no te pregunte: Qué ¿Pican?

Nota: Si tu mujer hubiese exclamado ¡¡Qué picantes están las tapas!!, no hubieras matado a aquel inocente.

Agradecer a Nino que haya leído este monólogo en voz alta por teléfono para estudiar su reacción. Es verídico que hubo tres ocasiones en las que le faltó el aire y en una de ellas pensé que se había cortado la conexión. Creo que le voy a regalar una webcam para ver también las convulsiones.

13 comentarios:

Pequeno troiteiro dijo...

Grandioso, impresionante!

Te faltó el típico pescador que te saca una delante de los morros de pura suerte en una poza donde has hecho más ruido que la explosión de una bomba.

Veo mi sueño cumplido! Ve en paz...

Gaizka dijo...

Muy bueno el monologo si señor, digno del club de la comedia.
Salud.

Anónimo dijo...

Jajajaja... muy bueno el monólogo y los vídeos. Estan genial. Gracias por la visita al Recuncho Troiteiro.
Un saludo de O Cui.

P.D. Jejejeje... esta de puta madre, jejeje...

joaquin dijo...

Muy bueno.....ya me voy a la cama con la sonrisa puesta.
Joaquin

Jorge dijo...

Sublime !! realmente esta muy currado.

Javi DH dijo...

Im pre zi o nan te

muy bueno JOse

http://perso.gratisweb.com/bigfishsevilla/

Sergio dijo...

Muy bueno, otro 10 para la coleccion.

Varo dijo...

estoy con todos: impresionante. me lo e leido a carcajada limpia. Digno del mejor articulo del marques de hormigalada.
Un saludo, cda dia te superas

Barbux dijo...

magnifico Jose, mu biennnnnnnnnnn

luis guerrero dijo...

Lo de la "MDR" es la leche. Ahí he roto a llorar de risa. Mi novia está preocupada por mí.. no sabe que me pasa.
Es genial, que imaginación tío.
¿Lo podrás superar?
Llevo todo el día de albañil en mi piso y la verdad es que creo que no me he reido ni una sola vez...hasta que he leido tu entrada.
GRACIAS
Un abrazo

Sergio dijo...

Hola a todos. He tenido una idea para un reportaje de mi web. Consiste en crear un recopilatoria de fotos de truchas de cada zona .
Asi que todos los interesados podeis enviar vuestras fotos a sergioreya@hotmail.com, acompañando a la foto el lugar de origen de la trucha (zona y rio).
Para ver el resultado en www.elrincondemosquito.com ir a la zona de reportajes.Gracias.

oldsmugglerflyfishing dijo...

Muy bueno che. Que,¿pican? JAJAJAJA. Todo una odisea pescar un domingo por allá. Acá pasa algo muy parecido, para colmo de males esa gente se levanta temprano los domingos. En la ciudad no te cruzas a nadie, claro son las 6 de la matina, ni los borrachos del sábado a la noche te molestan, pero llegas a las 6:30 al río y ya te esta esperando el del perro, el de la bicicleta o la mujer con la lejía.

Un abrazo.

P.S.: que?pican?

Fernanda dijo...

Muy pero muy bueno!!! buenisimo, tendrias que pedir un espacio en los tonechos para tu monólogo "qué ¿pican?.
Saludos desde Buenos Aires.