sábado, 23 de junio de 2007

La selectividad de la trucha

La trucha:
Ahora que Varo ha aprobado la selectividad, me toca estudiar a mí.
Bueno el manuscrito de Astorga ya casí me lo sé, pero voy a repasar las asignaturas de evasión de moscas y reconocimiento de bajos de línea.
El latín lo dejo para mañana.
Y voy a tener que comer unos "canutillos" para mantenerme despierta.
Como no apruebe la selectividad aún me va a pescar un matao con una bomber con bajo del 0,25.

4 comentarios:

Varo dijo...

No, si es que la vida de una trucha de 18 cm puede ser muy dura...;-)

Jose dijo...

Esta me parece que era un poco más grande. Las últimas riadas le impidieron estudiar antes.

Jorge dijo...

Yo si fuera ella, estudiaría día y noche,.... jeje,,,... más que nada porque sus suspensos tienen consecuencias distintas a los míos.

Jose dijo...

Claro que sí. El cesto de alguno no es buen sitio para un suspenso.